Conclusions

¿Y si en el futuro toda la banca fuera ética?

JornadaINDIGNACCION

Con esta inspiradora frase clausuramos el Ciclo de finanzas éticas y solidarias que durante tres meses hemos realizado en la Universitat Politécnica de València. El pasado 9 de abril realizamos la jornada formAcción que ponía el broche final al Ciclo reuniendo más de 60 participantes y a las principales experiencias estatales de bancas éticas, cooperativas y solidarias.

 
“Si quieres comer un año, siembra semillas;
 si quieres comer cinco años, siembra árboles; si quieres comer toda la vida, EDUCA al pueblo” 

Proverbio chino

Iniciamos la sesión con la ponencia-marco de Joan Ramón Sanchís “De la crisis bancaria a la banca ética. Una alternativa socialmente responsable”. Donde realizó un repaso a la Banca que teníamos, la situación actual después de la reforma bancaria y concluyó con propuestas alternativas: la Banca Socialmente Responsable. Siguiendo el hilo de su último libro “La banca que necesitamos”.

JRSanchisENCLAUParte de los antecedentes históricos, en el origen de la que denomina Banca social vinculada al territorio, como las Cajas de ahorro, la banca cooperativa (Cajas rurales) o la propia Banca Pública. Para llegar a la actual crisis bancaria, provocada por la mala gestión del riesgo y la corrupción política, y la puesta en marcha de la reforma del sector financiero cuya finalidad ha sido la capitalización y mejora de la solvencia, a través de un incremento del tamaño de las instituciones (fusiones y SIPs) y el saneamiento (FROB, SAREB). El rescate bancario nos ha costado a la ciudadanía española más de 41.300 MM de euros, además las consecuencias ha sido la desaparición de las Cajas (sólo nos quedan dos: Caixa Ontinyent y Caixa Pollença), la drástica reducción de la Obra Social, la reducción del crédito a la economía productiva y las cooperativas de crédito están en peligro, son las siguientes en bancarizar. Esta concentración provoca más poder de los grandes bancos, cuyo oligopolio perjudica claramente a la ciudadanía.

La mayor estafa bancaria ha sido las participaciones preferentes, que han captado casi 26.000 MM € desde 1999, la mitad entre 2007 y 2011. O el drama social que suponen los desahucios de los bancos, con 500.000 familias afectadas (362.776 ejecuciones según la PAH, el gobierno no aporta datos). Como posibles soluciones a este drama apunta: Alquiler social, dación en pago, revisiones hipotecas o recuperar el poder adquisitivo de los ciudadanos.

Ante este panorama, la Banca socialmente responsable (cooperativas de crédito y Banca ética) se configura como principal institución financiera al servicio de las personas, definida en cuatro aspectos principales: Transparencia (información pública de las inversiones), Inversión social (apoyo a proyectos sociales y medioambientales), Democracia (decisiones democráticas y pocas diferencias salariales) y Proximidad real: al servicio del interés general y del bien común.

Concluyó con la necesidad de una verdadera reforma bancaria, que penalice los especuladores y oportunistas, defienda el bien común y proteja los consumidores. Mantener el modelo de banca cooperativa y fomentar una banca ética, dando respuesta a las iniciativas de la economía social y evitar la exclusión financiera.

“Aquel que crea que un crecimiento exponencial puede continuar hasta el infinito en un mundo finito es un loco, o bien un economista.”

Kenneth Boulding

PacoAlvarezENCLAUA continuación Paco Álvarez expuso el modelo económico del Bien Común (EBC). Antes, reflexionó sobre las necesidades básicas humanas, que no incluyen la avaricia, ni la competencia si no la supervivencia en todo caso. Sin embargo, este sistema económico que tenemos si genera crisis obligatoriamente para mantenerse, “nos lleva a la tragedia y asesina”. El beneficio económico o el PIB no reflejan el respeto de una empresa o un país por los derechos humanos o la igualdad entre las personas.

Sin embargo, es posible otro modelo económico como el promovido por Christian Felber, autor de “La economía del bien común”. Que realmente no ha inventado nada, si no que aparece en las propias constituciones nacionales, está en el origen de la economía social, del comercio justo,…. Hace referencia al desarrollo sostenible, que implica tres esferas: la económica, la ambiental y la social si queremos un desarrollo vivible, viable y justo.

La EBC no es un modelo filosófico, espiritual o idealista, busca cambiar los valores del modelo económico actual (afán de lucro y competitividad) por valores que determinan el bien común y la cooperación. Propone una serie de indicadores relacionados con los valores de dignidad humana, solidaridad, sostenibilidad económica, justicia social, participación democrática y transparencia. Relacionados en una matriz que permita a las empresas y organizaciones avanzar en el camino del bien común. Puso como ejemplos empresariales: La Fageda o Microviñas.

 ”Los expertos reflexionarán en la Universitat Politécnica sobre las nuevas formas de banca ética”. Levante-EMV 7/04/14.